Brasil, Chile, Ecuador y Canadá ante la pandemia del Covid-19

en Investigación por

La Dirección de Proyectos e Investigación de la CISS ha profundizado en el análisis de las principales medidas adelantadas por varios gobiernos en el continente frente al Covid-19, así como de las consecuencias de la pandemia en la población, especialmente en los grupos más vulnerables. Este trabajo es resultado de la puesta en marcha de la Plataforma CISS | COVID19, única en la región. 

A continuación, presentamos los resúmenes ejecutivos del análisis de los casos de Brasil, Chile, Ecuador y Canadá. 

BRASIL Y LA PANDEMIA POR EL VIRUS SARS-COV-2

Dirección de Proyectos e Investigación | Mariela Sánchez-Belmont Montiel

La emergencia sanitaria

En América Latina, específicamente en Brasil, el 26 de febrero de 2020 se reportó el primer caso confirmado de covid-19, la enfermedad causada por el virus sars-cov-2. Al 21 de mayo, el Ministerio de Salud confirmó más de 300 000 casos y 20 000 muertes, una letalidad promedio del 6.5 % y una mortalidad (por cada 100 000 habitantes) nacional del 9.5 %. La mayoría de los casos se encuentran en la región del Sureste; dentro de ésta, São Paulo y Río de Janeiro son dos de los estados más afectados hasta el momento. Otra región con un alto número de casos es el Noreste, donde los estados más afectados son Ceará y Pernambuco.

La evolución en el aumento de casos y la mortalidad es desigual en el territorio. La mayor parte de las zonas más afectadas (como Amapá, Amazonas, Ceará y Pernambuco) se encuentra en las regiones más empobrecidas del país, el Norte y el Noreste. Su número de casos y de mortalidad podría señalar una insuficiencia previa de servicios médicos o acceso a ellos, y desigualdades en la atención durante la pandemia, así como una necesidad de implementar mejores medidas en la contención de los brotes, pues es posible que muchas personas se vean en la necesidad de salir a trabajar. Las desigualdades regionales aumentan conforme avanza la epidemia.

Consulta el artículo completo aquí | Também disponível em portugués aqui

CHILE ANTE LA PANDEMIA DEL COVID-19

Frida Romero Suárez

La pandemia llegó a Chile en un momento de gran descontento social, luego de diversas protestas durante 2019. Como consecuencia de dichas manifestaciones Chile implementó un paquete fiscal de emergencia de 5.5 miles de millones de USD.

El impacto económico del Covid-19 se pronostica bastante desfavorable, con una disminución del pib del 3 % para 2020.

Aunque con importantes deficiencias —como la fragmentación del sistema de salud o la falta de cobertura—, Chile cuenta con altas capacidades institucionales para brindar protección social ante la emergencia sanitaria. Para enfrentar la crisis y sus consecuencias sociales y económicas, el gobierno lanzó un Plan Económico de Emergencia, que involucra más de 17 000 millones de USD, cerca del 7 % del PIB, el más grande de su historia y uno de los más grandes de la región. Tiene como pilares la protección del empleo y de los ingresos de las personas trabajadoras e inyectar liquidez a las empresas de todos los tamaños.

Dentro del paquete de medidas destacan el Ingreso Familiar de Emergencia (ife) y el Bono covid-19, dos apoyos directos del Estado a las personas más vulnerables durante la crisis. Se dispuso también de 11 750 millones de USD para la extensión del seguro de desempleo; se creó de un fondo de 2000 millones de USD para la protección de los trabajadores más vulnerables y el financiamiento del ife, y, por último, se implementó un plan de hasta 3000 millones de usd para créditos en apoyo a empresas.

En materia de salud, se creó un fondo de 220 000 millones de usd para el fortalecimiento de la operación de hospitales y laboratorios, la expansión de horarios y camas disponibles, la compra de insumos, equipamientos y otras necesidades.

Además de atender la emergencia, es necesario invertir en el mejoramiento permanente del sistema de salud y de los programas de protección social, que deben trascender la crisis sanitaria.

Consulta el artículo completo aquí

Mitigación de la pandemia en los sistemas de seguridad social de Ecuador

Yunuen Rodríguez

La pandemia encontró a Ecuador en una situación económica delicada: bajo crecimiento económico, espacio fiscal reducido y pobreza por ingreso e informalidad laboral en aumento. La alta tasa de informalidad (46.7 %) en el país coloca a los trabajadores en situación de vulnerabilidad ante los efectos de la pandemia.

La elevada participación de las micro y pequeñas empresas en la creación de empleo magnifica los efectos negativos de la cuarentena y el distanciamiento social.

La persistencia de los bajos precios del petróleo y la caída de la actividad económica en China y Estados Unidos pueden tener repercusiones graves en la capacidad financiera del Estado para responder a la crisis. 

Como medidas de contención se instauraron el teletrabajo obligatorio para empleados públicos y privados, suspensión de clases en todo el país y de eventos con más de 30 personas, cierre de fronteras para extranjeros y toque de queda.

La primera línea de respuesta ante la crisis económica y social está conformada por los mecanismos de protección social existentes.

  1. Se redujo elperiodo mínimo de inactividad parasolicitar el seguro de desempleo de 60 a 10 días.
  2. Se amplió de 30 a 120 días el periodo de cobertura deservicios de salud para las personas que pierdan su empleo.

En la segunda línea, se implementaron medidas de asistencia social para transferir recursos a las personas más vulnerables.

  1. Creación del Bono de Protección por Emergencia para transferir 60 dólares mensuales, por dos meses, a personas afectadas por la emergencia y cuyo ingreso sea inferior a 400 dólares por mes.
  2. Puesta en marcha de la iniciativa Dar una mano sin dar la mano, en la que las empresas y personas pueden hacer donaciones monetarias en una plataforma digital, y lo recolectado se usa para donar kits alimenticios y de aseo personal.

La tercera línea de acción busca proteger el empleo al proveer liquidez a las empresas y reduciendo la carga de los costos fijos.

  1. La Corporación Financiera Nacional entregará créditos desde 25000 y hasta 100000 dólares, con una tasa de interés del 8.95 %, a 18 meses, para pequeñas y medianas empresas. 
  2. El impuesto a la renta de abril, mayo y junio se diferirá a 6 meses para el sector turismo, los exportadores y los pequeños contribuyentes.
  3. Los pagos de agua y luz correspondientes a abril, mayo y junio se diferirán a 12 meses para los pequeños comerciantes, agricultores y artesanos.

A pesar de los esfuerzos del gobierno de Ecuador por priorizar el gasto público y movilizar financiamiento externo para atender la emergencia sanitaria y proteger a los grupos más vulnerables, su limitada capacidad para generar una respuesta en gran escala puede conducir a la subcobertura de poblaciones y riesgos.

Consulta el artículo completo aquí

Respuesta de los sistemas de seguridad social frente al COVID-19: Canadá

Miguel Ángel Ramírez Villuela

Canadá ha dado una amplia respuesta a la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia de covid-19.

En salud, se busca adaptar el sistema para que siga proveyendo servicios, así como ampliar la capacidad de diagnóstico y de tratamiento para las personas infectadas. Un elemento importante de la respuesta es el plan de coordinación intergubernamental diseñado para atender la epidemia de influenza de 2004, y que se ha actualizado de manera constante.

El gobierno federal creó un beneficio de emergencia, Canada Emergency Response Benefit, para otorgar 2 000 dólares canadienses mensuales hasta por 4 meses a personas que perdieron ingresos, sea porque están en cuarentena o enfermas, cuiden a un familiar o porque perdieron el empleo. El Canada Emergency Response Benefit busca proteger el ingreso de grupos excluidos del seguro de desempleo. No obstante, se debe cuidar que los criterios de acceso a los beneficios no dejen fuera a personas en situación de vulnerabilidad, como las desempleadas antes de la crisis y que no estaban cubiertas por el seguro de desempleo, o con niveles de ingreso inferiores a 5 000 dólares en 2019.

En prestaciones familiares se otorgará un monto adicional a los beneficiarios del programa federal no contributivo Canada Child Benefit, que tiene una amplia cobertura y efectos importantes en la distribución del ingreso.

En el caso de las pensiones para personas adultas mayores, únicamente se adaptó el funcionamiento de los programas para adecuarse a las condiciones impuestas por la emergencia.

En protección del empleo, las acciones se orientan a subsidiar los salarios otorgados por las empresas.

Dadas las características de los esquemas para proteger el ingreso de las personas en sus distintas etapas del ciclo de vida, el grupo de quienes están en edad productiva es especialmente vulnerable a los efectos económicos de la pandemia.

Consulta el artículo completo aquí

Último de Investigación

Regresar Inicio