Una CISS para el cambio de época

en Editorial por

En 1951, durante la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, Eva Perón pronunciaba que “la tarea en pro de la seguridad social será incorporar a todo hombre y toda mujer a la organización del pueblo, cuya columna vertebral es la organización de los trabajadores”.  Es decir, aquel que tuviera empleo tendría, en automático, bienestar y progreso para sí y los suyos en el presente y en el futuro. El trabajo era, así, todo: identidad política y gran paradigma del bienestar, además de ser la columna vertebradora del contenido social de las democracias en el siglo XX. 

Los supuestos no se verificaron, y sobre todo a partir de 2008 ha quedado claro que la vía de construcción de bienestar no puede ser el trabajo nada más.  Hoy, las dinámicas de trabajo, los nuevos mercados laborales, la automatización y los procesos de precarización obligan a replantear caminos que lleven a andares más convenientes para los pueblos. Tenemos que hablar de nuevas visiones de bienestar; tenemos que construir el paradigma del siglo XXI.

La CISS tiene mucho trabajo esta gestión. La discusión tiene que darse con base en cuatro ejes: 1) la universalización de la seguridad social, especialmente una que sea no necesariamente ligada al trabajo, es decir, 2) con mecanismos de inclusión a poblaciones vulnerables, que además sea 3) sostenible en el tiempo, e incorpore 4) formas de cooperación social, nacional e internacional. El vehículo más constante del diálogo será esta Gaceta Interamericana del Bienestar. 

Desde aquí reflexionaremos estos y otros temas, pero, lo más importante, propiciaremos el intercambio entre la membresía de la CISS; el intercambio de qué y cómo hacen otras instituciones miembros para alcanzar algunas de las metas compartidas. Así, tendremos un organismo cada vez más vivo, con mayor comunicación interna. Cada institución dará cuenta de sus aciertos, de sus exitosas rutinas institucionales o, en general, de los hechos más relevantes y satisfactorios. 

En este primer número, el Instituto Mexicano del Seguro Social hablará de una de sus principales experiencias en las cuatro materias, esto es: el Programa IMSS-Bienestar, antes IMSS-Prospera y en el origen IMSS-Coplamar (Coordinación General del Plan Nacional de Zonas Deprimidas y Grupos Marginados). Además de ser una influencia que puede inspirar avances similares en otros sitios de las Américas, constituye una política pública integral, anclada en la comunidad, orientada a la población no derechohabiente de seguridad social, que ha permanecido durante 40 años, con una eficiencia y eficacia mayores que otros programas orientados a ampliar el acceso al ejercicio efectivo del derecho a la salud. Desde ahora, y como sucederá en adelante, otros miembros pondrán sobre la mesa algunas de sus actividades y prácticas para lograr el bienestar. 

Bienvenidos a la polifonía.
Gibrán Ramírez Reyes
Secretario General

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Último de Editorial

Editorial

Gibrán Ramírez Reyes | Secretario General La pandemia colapsó todas las expectativas

Editorial

Gibrán Ramírez Reyes | Secretario General En 1942, cuando este organismo surgía,

Editorial

Gibrán Ramírez Reyes Cada vez hay más información, se produce todo el

Editorial

La migración no es un problema de nuestro tiempo, como está de

Editorial

Gibrán Ramírez Reyes La globalización neoliberal trajo consigo una alta demanda de
Regresar Inicio